Description

“Yo ahora mismo en mi zona no tengo nada”, “¿cuándo podemos pasar a verlo?”, “es lo único que tenemos”, “tenemos uno de 1000, uno de 1200…”, “si queréis verlo podemos verlo ahora mismo está aquí al lado”, “tardamos media hora en alquilarlo”…

Agencias, particulares, webs, llamadas, mensajes, visitas en grupo… la búsqueda de un piso, en ciudades como Madrid o Barcelona, es una lucha encarnizada que puede durar meses pero ¿qué ocurre cuando eres inquilino?

La finalización de los contratos de 5 años, la subida sostenida de los precios desde 2013, los trabajos precarios, los sueldos bajos, la poca oferta para residentes y los pisos turísticos (entre otro motivos) hacen que la situación sea ya insostenible para muchas. Miquel sufrió una subida del 30%, Elena tuvo que ser avalada por sus padres, Eva tiene que dejar su piso durante los meses de verano, Verónica está a la espera de saber si pondrán su piso a la venta, Angel tiene que compartir piso…

Estas son sus historias, su realidad y también la nuestra, las de ese 23% de personas que, en España, vivimos alquiladxs.