El paseo Lluís Companys expectante, emocionado, exultante y a los cuarenta y cuatro segundos: triste y decepcionado por una independencia que viene y se va. ¿Traición o diálogo?.

 

¿Y ahora?

 

Share post:

  • /